Cómo irse "bien" del trabajo

A veces, porque tengas una oferta laboral en otra empresa, quieras cambiar de sector o simplemente dejar de trabajar, te puedes plantear irte voluntariamente de la empresa (lo que se llama legalmente ‘dimisión’).

En esos casos, hay que saber cómo proceder para evitar el mayor perjuicio posible. Lo primero que se tiene que tener en cuenta es que si no se hace bien te puede costar bastante dinero.

finiquito

La dimisión de cualquier persona está regulada en el artículo 32 del convenio colectivo de consultoras. Y hay una diferencia sustancial. El artículo indica que se debe entregar una carta de dimisión con una antelación de 15 días laborables y, en caso de no cumplirlo, el trabajador o trabajadora deberá pagar una compensación a la empresa.

Desde CGT creemos que es una aberración que una persona asalariada deba ‘pagar’ a la empresa por dejar de prestar servicios por causar un daño tan terrible como que tenga que contratar a otra persona. En todo caso, hay dos modalidades para ello:

1-Si no cumples ni un día de preaviso. Eso sería un error hacerlo. El apartado 32.1 indica que en ese caso, se debe entregar a la empresa toda la paga extra devengada hasta ese momento. Por ejemplo, si te fueras el 1 de Abril deberías pagar media paga extra (es decir media nómina). Y proporcionalmente menos, o más, dependiendo del momento del año en que te vayas.

2-Si cumples de forma parcial el preaviso. Esa sería nuestra recomendación. En ese caso, el artículo 32.2 indica que la compensación debería ser la parte de paga extra que devenguen los días parciales no cumplidos. Eso es muy poco (cada día no cumplido se corresponde a una 180ava parte de una nómina normal).

Por lo tanto, es más recomendable preavisar mediante carta (dos copias, una copia firmada por la empresa te la tienes que quedar tú) aunque sea preavisando un solo día que abandonar el puesto de trabajo sin más.

 

Artículo 32.

Dimisión del trabajador.

 

1.

En caso de dimisión del trabajador de su puesto de trabajo en la empresa, habrá de avisar por escrito a la Dirección de la misma, con un mínimo de quince días laborables  de antelación, computados estos según el calendario laboral del Centro de Trabajo donde preste sus servicios el dimisionario. Si no se realizase este preaviso, perderá el interesado la parte proporcional de la paga extraordinaria de Julio o Navidad que estuviese devengada, como resarcimiento de los daños y perjuicios que tal omisión de plazo ocasione a la empresa. Lo establecido en el párrafo precedente se entiende sin perjuicio de la indemnización prevista en los supuestos que contempla el artículo 21 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

 

2.

En caso de incumplimiento parcial, esto es, cuando el trabajador preavisare de su cese aunque con antelación menor a los quince días laborables, la pena, es decir, la pérdida de paga extra devengada será igualmente parcial, en proporción de un quinceavo de la cuantía de la paga extra correspondiente por cada por cada día laborable que falte para completar los quince fijados por el presente Convenio.

Temas